La historia de Los Amantes




Cuenta la tradición que a principios del siglo XIII vivian en Teruel los jovenes Juan Diego Martinez de Marcilla e Isabel de Segura, descendientes de familias muy principales.

La vecindad de ambas casas y el trato constante desde la infancia, se convirtieron con el tiempo en un profundo amor mutuo; entonces Juan Diego solicito a D. Pedro Segura, padre de Isabel, la mano de su hija.

Este, aunque estimaba la nobleza y las dotes del pretendiente, rehuso aceptar alegando la escasez de fortuna por tener hermano mayor que heredaria a su padre.

Informado Juan Diego de esta dificultad, tras mucha insistencia consiguió que la familia de Isabel le concediera un plazo de cinco años para lograr mejorar su situación de hijo segundo y poder así casarse con Isabel.

Juan Diego partió a la guerra comprometiendose a regresar en el plazo de cinco años con la fortuna necesaria para contraer matrimonio con Isabel. Pasaron los años, y en Teruel nadie tenía noticias de Juan Diego.

El plazo de cinco años llegó a su fin y el muchacho no regreso.

La falta de noticias y el retraso en su vuelta llevo a pensar a todo el mundo que Juan Diego habría muerto en alguna batalla y por eso no había regresado cumplido el plazo.

Pensando que Juan Diego estaba muerto, Isabel acabo casandose con otra persona.

El mismo día de la boda, regresó Juan Diego a Teruel cargado de honores y riquezas, pero era demasiado tarde, Isabel se había casado

Desesperado, Juan Diego se reunió con su amada para despedirse de ella, rogandole que, en prenda de su imposible amor, le diera un beso. Ella, invocando su honradez, se lo negó y entonces, Juan Diego cayó muerto a sus pies.

Al día siguiente, la familia Martínez de Marcilla dispuso los funerales de Juan Diego en la iglesia de San Pedro.

Durante la celebración litúrgica, todos los asistentes vieron acercarse al cuerpo muerto de Juan Diego a una dama encubierta que, llegando hasta él, descubrió su cara, lo besó, y cayó desplomada sobre él.

Todos los presentes en el entierro se acercaron para socorrerla, y cuando fueron a apartarla vieron que era Isabel de Segura; que había ido a dar a Juan Diego, el último beso que le negó en vida y, al dárselo, ella también cayó muerta desplomada sobre él.

Las gentes de Teruel interpretaron la muerte de los dos jóvenes como una prueba de amor auténtica y, ya se decidió en aquel entonces, que ambos jóvenes fueran enterrados juntos para siempre.


Motivación de la celebración.




La tradición en torno a los Amantes parece remontar su origen al siglo XIII, en plena Edad Media. Esta referencia cronológica ha dado lugar a un interesante debate histórico que permanece abierto en la actualidad.

En cualquier caso, el paso de los años ha convertido a los Amantes de Teruel en parte de la Historia de la ciudad. Son uno de los elementos distintivos que la hacen reconocible y símbolo de identidad entre sus habitantes.

La Historia ha permanecido en la memoria colectiva de los turolenses. Generación tras generación, ha sido conservada a través de los siglos hasta llegar a nuestros días, siendo considerada una de las tradiciones más importantes y antiguas de la Ciudad.

La discusión en torno a la historicidad o no del relato cuenta con una larga tradición que ha dado lugar a numerosas investigaciones, las cuales han enriquecido y ayudado a mantener viva la memoria de los Amantes. Mientras para unos fue sólo una leyenda medieval de remoto y desconocido origen, para otros, se trata de una auténtica tradición histórica, basada en un hecho real y transmitida por vía oral desde los lejanos tiempos en que se sitúa el relato.

Hoy en día lo que si podemos afirmar ciertamente es que los Amantes de Teruel deben más a los que han dudado de su existencia que a los que están seguros de ella. Es sorprendente pero es así. Las exigencias de los primeros han hecho avanzar más en las investigaciones, que las complacencias de los segundos. Gracias a las dudas de los últimos cuatrocientos años, han reaparecido textos que estaban perdidos, se ha perfilado la crítica y se han buscado pruebas para demostrar su realidad histórica.

A lo largo de varios siglos, poetas, narradores y dramaturgos han acudido al tema de los Amantes para captar las hondas emociones de que está empapada su densa tragedia. Los críticos de diversas épocas han ido en busca de documentos que se han ido encontrando gracias a su persistencia. Pero ha sido el pueblo de Teruel el que ha conservado con mayor cariño el recuerdo de unos sucesos que se conocen como la Historia de los Amantes de Teruel. Ellos han sido los que han transmitido la historia multisecularmente de padres a hijos.

Organización.


En el año 2017 se celebro el 800 Aniversario de Los Amantes, recayó en el Ayuntamiento de Teruel, a través de su sociedad URBAN TERUEL, y contó con el apoyo y la participación de las principales instituciones locales y regionales,creando para ello una comisión consultiva en la que participaron además del Ayuntamiento de Teruel y la Sociedad URBAN TERUEL:

- Gobierno de Aragón
- Diputación Provincial de Teruel
- Cámara de Comercio
- Fundación Amantes
- Fundación Bodas de Isabel
- Soc. gestora del Conjunto Paleontológico de Teruel (DINOPOLIS)
- CEOE Teruel
- Instituto de Estudios Turolenses
- Centro de Iniciativas Turísticas de Teruel

Espacios de "AMOR"


Los eventos se celebraron en toda la ciudad de Teruel y su área de influencia.
mausoleo-amantes

Mausoleo de Los Amantes: Espacio especial durante el 800 Aniversario. El Mausoleo es el epicentro del romanticismo para los visitantes. Sede a su vez de actos institucionales y programas “personales” en donde la gente puede expresar sus sentimientos a su pareja.
teatro-marin

Teatro Marín: Con un aforo de 600 personas, este espacio recobró la vida gracias al 800 Aniversario. Fue sede de principal de las representaciones de Teatro, danza y pequeños conciertos. Además de acoger a grupos residentes de la ciudad, potenciando la industria cultural.
auditoroi-los-fueros

Auditorio Parque Los Fueros: Este auditorio “al aire libre” con un aforo de 3.000 personas fue la sede de conciertos y representaciones veraniegas.
plaza-de-toros-de-teruel

Plaza de Toros: Con un aforo de 6.800 personas, fue el escenario de torneos medievales, batallas y grandes conciertos que se desarrollarón durante todo el año en Teruel.
pabellon-de-los-planos-teruel

Pabellón Los Planos: Con un aforo de 3000 personas dispone de gradas para conciertos. Sede de grandes encuentros.
claustro-de-san-pedro-teruel

Claustro de San Pedro: Con un aforo de 150 personas sentadas / 200 de pie. En él se desarrollarón pequeños conciertos de música de cámara. Se trata a su vez de un rincón excepcional que formó parte de los encuentros románticos.
jardin-san-pedro

Jardín de San Pedro: Con un aforo de 300 personas. Fue sede de actos institucionales y pequeños conciertos y representaciones de teatro. Igualmente formó parte de las rutas románticas.
palacio-congresos-teruel

Palacio de Congresos: Sede de congresos y encuentros .
dinopolis

Dinópolis: Parque cultural, científico y de ocio, dedicado a la paleontología y en especial a los dinosaurios. Referencia turística de Teruel en donde se realizarón actividades dirigidas a los más pequeños.
cenrto-historico

Casco Histórico: El Casco histórico de Teruel, con emplazamientos como la Plaza del Torico, la Plaza de la Catedral o la Plaza de San Juan…entre otros, son escenario de numerosas representaciones y eventos.
parque-botanicos-teruel

Parque Los Botánicos: Escenario al aire libre junto al centro de la ciudad, a los pies del reconocidoGran Hotel Botánicos.

alojate-en-teruel-agenda-viveteruel

Send this to a friend